Teléfono
Teléfono:
Llamadas Internacionales:

¿Cuáles son los efectos fisiológicos de la testosterona?

Influencia de la testosterona en el organismo

La presencia de hormonas en los animales y seres humanos está justificada por su importancia en diversas funciones orgánicas. Una de las que mejor se conocen a nivel general es la testosterona. Erróneamente se asocia solo a los mamíferos machos y a la virilidad pero sin embargo, también está presente en las hembras de los mamíferos, entre ellos, las de raza humana, es decir, las mujeres.

Indispensable para la salud y el buen funcionamiento del cuerpo

Existen sobrados estudios acerca de la testosterona. Por ello sabemos que está implicada en diversas funciones orgánicas, que es beneficiosa para la salud, y que actúa de forma selectiva tanto en el organismo femenino como masculino.

¿Cuáles son las principales funciones de la testosterona?

Técnicamente, la testosterona (vocablo derivado del idioma francés testostérone, denominación que a su vez es el acrónimo de tres palaras: testicule, stérol y hormone), es un andrógeno esteroide que se disgrega del ciclopenahoperhidrofenantreno, compuesto por 19 átomos carbónicos. Se sintetiza principalmente desde el colesterol.

La testosterona en el hombre y la mujer

Es esencialmente producida por los testículos y su mayor concentración, aunque no exclusiva, se encuentra en las células de Leydig. También, aunque en menor cuantía, se sintetiza en las células de teca del ovario, placenta o córtex suprarrenal. 

Artículo relacionado: Comprar Cialis original 5 mg y 20mg sin receta en farmacia online en España

La testosterona confiere a los mamíferos del género masculino sus características secundarias de macho o varón, y resulta indispensable para que las glándulas puedan desarrollarse correctamente. Durante los tres primeros meses de gestación, si los fetos no han sintetizado bien los andrógenos, podría ocurrir que el fenotipo genital no se viera totalmente masculino y diera lugar a ambigüedad.

La época en la que más testosterona se secreta es durante la pubertad. Los adolescentes comienzan a experimentar cambios en su cuerpo que culminarán al alcanzar la madurez sexual, gracias en parte a la acción testosterónica. 

Funciones fisiológicas de la testosterona

La testosterona se encuentra entra las hormonas clasificadas como esteroideas, las cuáles se han asociado por tradición a los varones y ejemplares machos de los mamíferos. Aunque es indudable que es un ingrediente esencial de la hormona masculina, también los ovarios femeninos producen una cantidad de testosterona, aunque bastante más escueta que la de los espermatozoides.

La testosterona ya se encuentra en el organismo de los fetos cuando aún no han nacido, para propiciar el desarrollo y evolución de los órganos de reproducción masculinos, de la musculatura, del vello del cuerpo o del timbre de voz grave de la voz.

Al llegar a la fase adulta, la testosterona se mantiene activa, interviniendo en múltiples funciones fisiológica. Las más conocidas van desde el apetito y el vigor sexual hasta la creación de nuevos espermatozoides, aunque también desempeñan papeles mucho menos conocidos pero igualmente relevantes:

  • Contribuye a mejorar el tono muscular y hacer que recuperarse tras el ejercicio aeróbico y anaeróbico sea más fácil y rápido.
  • Impulsa la creación de hematíes
  • Mejora la memoria y el funcionamiento de los riñones
  • Actúa como preventivo ante ciertas enfermedades degenerativas
  • Optimiza la densidad de minerales en los huesos.

Cómo actúa la testosterona en el sexo femenino

La concentración plasmática de testosterona en las mujeres, es una décima parte inferior a la de los hombres. Pese a esa limitada cantidad, el organismo femenino reacciona sensiblemente a sus efectos.

Artículo relacionado: Comprar online Kamagra oral jelly 100mg contrareembolso en España

En líneas generales, podemos señalar que la testosterona en las mujeres tiene repercusiones a nivel físico y mental. Como ocurre en el hombre, eleva de forma cualitativa el nivel de libido, y mejora sustancialmente el esqueleto óseo y la masa muscular.

Pero la acción de la testosterona en el organismo femenino va más allá. Con cierta frecuencia, se demuestra empíricamente la asociación que existe entre la dinámica corporal femenina y la hormona.

Testosterona: ¡indispensable para la energía y el vigor sexual!

Diversos trabajos de investigación realizados por la Universidad americana de Florida, han arrojado datos reveladores de dicha interacción. Por ejemplo, la percepción inconsciente que sienten las mujeres de que otras están ovulando. Esta percepción hace que el estudio revele picos de testosterona que disparan el apetito sexual, y provoca orgasmos más fuertes. Esto se explica desde un punto de vista evolutivo, que se remonta al tiempo en el que las hembras advertían que cuando otra se encontraba en sus días de fertilidad, pasaba a convertirse en una competidora para la reproducción, por lo que el hecho de que se incrementaran sus niveles de testosterona significaba una mayor disposición para tener sexo con los machos del clan.

Otros estudios también han demostrado la conexión directa entre los picos altos de testosterona con un incremento de las masturbaciones o de la práctica de deportes de riesgo, entre otras.