• Oferta de bienvenida para todos
  • Hasta 30% de descuento
  • Pastillas de bonificación gratuitas
Teléfono Teléfono
Lunes-Viernes 09:00 - 17:00
Teléfono:
Llamadas Internacionales:

Cuando tomar pastillas para lograr la erección: pros y contras

Una vida sexual saludable y placentera es la esencia de la vida en pareja. Ya sabemos, (unos por experiencia, y otros de oídas), que si la actividad en la cama se resiente, todo lo demás también se resiente y acaba por deteriorarse…hasta romperse. Por eso, mantener la chispa es esencial, ¡aunque haya que recurrir a alguna ayudita!

Los problemas de erección, conocidos injustamente como “impotencia”, pueden desencadenar en otro tipo de trastornos más o menos severos: falta de autoestima, inseguridad, frustración u otro tipo de sentimientos negativos que menoscaban la confianza del hombre y minan la armonía marital.



Por suerte, una vez más, la ciencia acude en nuestra ayuda en forma de medicamentos. Los que se toman por vía oral son los que se llevan el récord, al ser los más demandados y consumidos. Los principales motivos de su aceptación, son que ofrecen buen resultado y, salvo excepciones, no tienen efectos indeseables de consideración.

¡Los 5 magníficos!

Sin duda, el comprimido oral más popular es el Sinedafilo, o para entendernos, la famosa Viagra. Pero además de la archiconocida pastilla azul, también son muy consumidos los siguientes 4 fármacos orales:

  1. Levitra (Vardenafilo)
  2. Kamagra oral jelly (Sinedafilo)
  3. Cialis (Tadalafilo)
  4. Lovegra (Viagra femenino)


Estos son los medicamentos que mejor consiguen revertir los problemas de erección al potenciar el efecto del óxido nítrico, un compuesto químico que el organismo fabrica de forma natural para que se relajen los músculos peneanos. Esto hace que se intensifique la circulación de la sangre, permitiendo la erección ante un estímulo sexual.

¿Son iguales todos los fármacos orales? Principales diferencias

A pesar de que el resultado es idéntico, es decir, provocar la erección, cada uno de ellos está compuesto químicamente con leves diferencias que inciden en la forma de actuación de cada uno: hacen efecto más rápido o más lento, tienen efectos secundarios o contraindicaciones diferentes, etc. 

Estos son los principales efectos a considerar en los más utilizados:

  • Viagra. Para realzar su eficacia se debe ingerir en ayunas o sin haber ingerido alimentos una hora antes del coito. Es efectivo hasta 6 horas después de tomado.
  • Levitra. Se debe tomar más o menos una hora antes del coito, con alimentos o sin ellos. Es efectivo hasta 7 horas después de ingerido.
  • Cialis. Se toma con o sin alimentos, un par de horas antes del coito. Es eficaz hasta tres días después de tomarlo. Además, se puede ingerir en dosis diarias o en una sola toma.

¿Cuándo no es recomendable consumir fármacos orales?

No hay que olvidar que cualquiera de estas pastillas son medicamentos que han de ser prescritos facultativamente para evitar efectos no deseados o peligrosos. Evitar su consumo en los siguientes casos:

  • Si se está medicando con nitroglicerina para tratar una angina de pecho, y monononitrato o dinitrato de isosorbida.
  • Individuos hipertensos o hipotensos
  • Enfermos hepáticos graves
  • Enfermos que estén siendo sometidos a diálisis.

Efectos adversos de los comprimidos orales

La mayor parte de los varones que consumen medicamentos contra la disfunción eréctil no sufren ninguno de los efectos secundarios más comunes:

  • Enrojecimientos locales
  • Catarros o congestiones nasales
  • Cefaleas
  • Trastornos de la visión como alteraciones de las tonalidades, dificultad para ver con nitidez o hipersensibilidad a la luz solar y a la claridad.
  • Trastornos digestivos
  • Desvanecimientos

Aunque no es habitual, en ocasiones se pueden observar efectos secundarios más serios:

Pérdida repentina de la vista o el oído. Aunque ha habido casos de hombres que perdieron audición o visión repentinamente tras tomar alguno de estos medicamentos, no se ha podido establecer la relación directa de causalidad entre ambas circunstancias ya que también podrían haber sido ocasionadas por una patología preexistente.

NOTA IMPORTANTE: No hay que olvidar que todos estos productos contienen sustancias químicas que pueden provocar daños o efectos indeseables, e incluso irreversibles en pacientes con patologías ocultas o no diagnosticadas. ¡Antes de automedicarse, o adquirir medicamentos online para tratar los problemas de erección, es importante consultar con un especialista médico!