• Oferta de bienvenida para todos
  • Hasta 30% de descuento
  • Pastillas de bonificación gratuitas
Teléfono Teléfono
Lunes-Viernes 09:00 - 17:00
Teléfono:
Llamadas Internacionales:

Qué es la libido femenina y cómo aumenta o disminuye

El término libido literalmente significa “lascivo” y se utiliza en el ámbito médico y psicoanalítico para referirse al deseo sexual en los seres humanos. En otras palabras, la libido o lascivia se trataría de la pulsión erótica que una persona siente ante ciertos estímulos que despiertan su apetito sexual.

¿Qué provoca el deseo sexual?

El deseo sexual es algo consustancial al ser humano. Las relaciones sexuales son una manifestación natural del deseo y afección hacia el compañero sexual. Para hacerlas posible, es necesario que se produzca un aumento de la libido estimulando las zonas erógenas.



¿Qué entendemos por libido femenina?

La libido femenina es el incremento de deseo y atracción que siente la mujer cuando su organismo reacciona ante un estímulo sexual. 

Artículo relacionado: Comprar Viagra genérico online en farmacias españolas

El incremento de la libido está provocado por una mezcla de respuesta hormonal junto a una serie de reacciones químicas que se producen en el sistema nervioso.

Niveles de libido en la mujer. ¿De qué dependen?

El impulso libidinoso en la mujer está favorecido por la presencia de estrógenos y testosterona. El nivel de libido difiere de una mujer a otra y depende de muchas variantes como la edad, los problemas de pareja, las dificultades económicas o el estado anímico.

Ginecólogos, psicólogos y especialistas en el tema sostienen que las mujeres alcanzan su madurez sexual en torno a los 35 años. En las mujeres menopaúsicas el nivel de estrógenos se ralentiza, lo que a su vez incide en el descenso del apetito sexual.

Cómo aumenta la libido

La libido femenina se incrementa haciendo que la mujer se excite a través de estímulos sensoriales que se perciben a través de los ojos, el oído, las caricias, las sensaciones olfativas, etc. También se puede aumentar la sensación de deseo acariciando con las manos o los labios, las partes más erógenas como el pubis, los pezones o el ano.

Cambios físicos que provoca el aumento de la libido

Se puede percibir fácilmente cuando la mujer está receptiva para hacer el amor, por diferentes cambios en su cuerpo:

  • La temperatura del cuerpo se eleva
  • La sangre se acumula en las zonas genitales
  • La vagina aparece más intensamente lubricada
  • El número de pulsaciones aumenta y la respiración se torna intensa y jadeante.
  • La zona de la areola y el pezón se vuelven más oscuras y prietas.

La tensión sexual culmina en el momento del éxtasis. El orgasmo va acompañado de intensas contracciones que se dejan sentir en el suelo de la pelvis, en los músculos del útero y en los del periné. El orgasmo, como momento culmen de la libido, difiere de unas mujeres a otras.

Tipos de orgasmo

No todas las féminas experimentan la misma sensación orgásmica, ya que el orgasmo depende tanto de factores físicos como psicológicos. El clímax puede ser de dos tipos:

  • Vaginal: por estimulación vaginal
  • Clitoridiano: por estimulación del clítoris

Artículo relacionado: Comprar Viagra para mujeres sin receta en farmacias

La anorgasmia o el vaginismo son dos de las alteraciones más comunes que sufren las mujeres, relacionadas con el descenso o ausencia de libido.

Factores que influyen en la falta de apetito sexual en la mujer

  • Menopausia: el organismo de las mujeres menopáusicas produce menos estrógenos, lo que influye en la bajada de deseo sexual.
  • Postparto: Tras el alumbramiento, muchas mujeres pasan por un periodo de falta de libido.

Causas que provocan la falta de apetito sexual

La irrupción de la mujer en el panorama laboral, va íntimamente ligada a un aumento del estrés, que se acrecienta mientras mayor sea la responsabilidad que el puesto conlleve. Si a ello se une el trabajo doméstico y el cuidado que requieren los hijos, es comprensible que las ganas de sexo en la mujer, caigan en picado, y que la vida de pareja se resienta. La falta de comunicación, el cansancio y la rutina terminarán por minar la relación, si no se pone remedio.

¡Vuelve a encender la pasión!

Para volver a prender la chispa de la pasión, existen diferentes métodos que van desde la terapia hormonal, la visita al sexólogo, o echar mano de la imaginación para romper con el aburrimiento y volver a tocar el cielo con las manos. El objetivo final es volver a disfrutar del tiempo en pareja, incorporando nuevos elementos que hagan resurgir la pasión.