• Oferta de bienvenida para todos
  • Hasta 30% de descuento
  • Pastillas de bonificación gratuitas
Métodos de pago
La entrega
Teléfono Teléfono
Lunes-Viernes 09:00 - 17:00
Teléfono:
Llamadas Internacionales:

Todo sobre la vagina: funciones, partes principales y patologías

Definición de vagina

Vagina es la oquedad membranosa que forma parte de los órganos sexuales de los mamíferos de sexo femenino. Su forma es como una especie de tubo que se extiende del útero a la vulva, donde presenta un orificio por el que se introduce el miembro masculino, y por el que se expele la orina. El conducto que forman las paredes vaginales está recubierto por tejido mucoso para conservar el nivel de humedad y los ácidos que la preservan frente a infecciones. 

La sangre y coágulos de la menstruación, las relaciones sexuales y los partos, discurren a través de la vagina. En el momento del nacimiento, el órgano está sellado por un tejido membranoso llamado himen. Este suele desgarrarse al tener la primera relación sexual o bien por otras causas como la práctica del onanismo, la realización de ejercicio físico, u otras causas que impliquen penetración vaginal.



¿Qué son las paredes vaginales?

Las paredes vaginales son los tejidos que componen el cilindro vaginal, cuya cualidad principal es su elasticidad. Las llamadas glándulas de Bartolino se encargan de que el interior mantenga un adecuado nivel lúbrico, facilitando así la penetración y eliminando así la posibilidad de molestias o dolor durante el acto sexual.

Anatomía de la vagina

El tamaño estándar de la vagina en las mujeres sexualmente desarrolladas, suele medir alrededor de unos 10 cm como promedio. Sus tejidos musculosos son sumamente flexibles y se pueden contraer y dilatar considerablemente.

El elemento mucoso que cubre el interior es lo que al replegarse sobre sí mismo hace que se formen los pliegues vaginales, compuestos de una doble capa: la interna o epitelio y la externa, llamada lámina propia. También el músculo consta de dos capas llamadas lisa y esquelética.

Partes de la vagina interna

  • Glándulas de Sekene y Bartolino

Las primeras secretan un flujo líquido en el momento del clímax, y las segundas se encargan de mantener la vagina convenientemente lubricada.

  • Vagina propiamente dicha

Órgano tubular que abarca de la vulva a la base del útero. Formada por tejido muscular en la que el varón inserta el pene en el intercambio sexual, el lugar por el que salen al mundo los recién nacidos y también por donde sale la sangre de la menstruación.

  • Cérvix

Parte que mantiene separado el extremo vaginal, del útero.

  • Himen

Fina película de piel que se rompe al realizar el coito por primera vez aunque también puede desgarrarse al hacer movimientos violentos o al hacer ejercicio.

  • Útero

También llamado matriz porque es la parte en la que el feto está adherido mientras permanece en el interior del seno materno.

  • Punto G

Existen muchas especulaciones a la hora de señalar con exactitud el punto exacto en el que se localiza el punto G, aunque lo cierto es que se trata de una zona vital para conseguir llegar al orgasmo.

  • Ovarios

Están ubicados a ambos lados de las trompas de Falopio. Los ovarios son unas glándulas que producen los óvulos y los estrógenos.

  • Trompas de Falopio

Están situadas a ambos lados del útero, y por ellos se desplazan los espermatozoides hasta llegar al útero 

¿Para qué sirve la vagina? 

La vagina cumple diferentes funciones, al ser un órgano determinante tanto en el coito como en el alumbramiento.

Su orificio es el lugar por el que se libera el flujo menstrual o el moco cervical, una sustancia que interviene en el proceso de la fecundación.

Artículo relacionado: Comprar Viagra para mujeres sin receta en farmacias

Durante el acto sexual, el pene masculino penetra por la hendidura vaginal y derrama en su interior los espermatozoides. En la vagina también está ubicado el famoso punto G, que al ser estimulado durante el acto sexual, proporciona una sensación placentera a la mujer.

¿Qué es el canal vaginal?

En el momento de dar a luz el canal vaginal, al ensancharse y estirarse gracias a su enorme elasticidad, es la vía por la que se desliza el feto en el momento de nacer, y el lugar por el que se expulsa la placenta.

Principales patologías relacionadas con la vagina

La afección vaginal más habitual, y la que más visitas genera a la consulta del ginecólogo son los molestos picores, la sensación de comezón el exceso de secreciones.

La mayoría de las veces, el origen del malestar suele provenir de una hinchazón que afecta a mujeres y chicas de cualquier edad, y que está provocada por patógenos bacterianos, deficiente higiene íntima, alergia a ciertos productos, etc. Lo más habitual es que el picor tenga origen bacteriano, sobre todo si afecta a mujeres fértiles. La principal señal de esta enfermedad son las secreciones de flujo abundante y maloliente aunque también puede ser asintomática. La enfermedad se combate con medicamentos para cortar la infección o eliminar la presencia microbiana.

Otras infecciones propias de la vagina

La vagina también puede resultar inflamada a causa de otras enfermedades:

  • Tricomoniasis
  • Candidiasis

Es bastante habitual y se puede combatir fácilmente con tratamientos locales que incluso se dispensan sin receta médica, sobre todo, si ya se han sufrido con anterioridad, y no cursan con dolor en la zona pélvica o aumento de la temperatura corporal. De todas formas, lo más recomendable es acudir a la consulta del especialista en el caso de embarazo o de que la zona vulvar aparezca inflamada.

Mayor gravedad revisten las enfermedades por contagio sexual, o ciertos cánceres como el de vagina o vulva, que podrían cursar con sangrado.